martes, 31 de enero de 2012

IGLESIA Y PLAZUELA DE SAN MARCELO EN CERCADO DE LIMA

IGLESIA Y PLAZUELA   DE SAN MARCELO EN CERCADO DE LIMA
Arqueólogo Rolando Arciga Soto



Iglesia de San Marcelo
Fuente: Arqueólogo Rolando Arciga Soto




El primero de junio de 1551 llegaron a  Lima doce padres agustinos, que   en  su mayor parte pertenecían al convento de Salamanca, según escribe fray Ignacio Monasterio, para instalarse en los edificios que les habían cedido  los esposos Gonzales de la Torre. Poco después los diligentes padres ampliaron las edificaciones existentes  con la compra del solar de Juan de Morales, en la esquina   de las  calles de Pregonería con Belaochaga (Emancipación con Rufino Torrico). Ahí el alarife Esteban  de Amaya les construyo, a partir del 19 de Julio de 1554, su casa conventual en lo que hoy vendría  a ser la parroquia de San Marcelo. En 1554 encomiendan al mismo alarife la construcción de su primera iglesia para la cual el carpintero  Cristóbal  López hizo primero los techos de alfarjes y artesonados, luego al año siguiente el coro y después, a pedido de fray Agustín  de la Santísima Trinidad, la talla de la imagen  en bulto de Nuestra Señora de la Gracia, convertida en titular de dicho convento. El templo sufrió muchas transformaciones, desde perder  una de sus naves por cuestiones  de orden, hasta   tener que ser completamente reedificado  después del terremoto de 1609. Pero  si bien  su rostro  tuvo   que cambiar   y adaptarse, su profunda belleza  y elegancia   permanecieron. Bastaria  mencionar el bellísimo retablo dedicado  a la Virgen   de los Remedios quien acoge con su ternura a los peregrinos, sus   hijos, desde el altar mayor. El coro, el bautisterio, la sacristía, todo  derrocha   espacio y sencillez , calidez y elegancia . Predomina entre sus cuadros la figura de San Francisco Javier, el santo misionero.


Plazuela  de san Marcelo
Fuente: Arqueólogo Rolando Arciga Soto



A principios del siglo XVII el Monasterio de la Santísima Trinidad  estuvo ubicado junto al terreno donde se levantó la Iglesia  de San Marcelo. En 1610 se habla ya de “la plazuela que solía ser  de la Santísima trinidad. En 1612, el escribano  del cabildo, Alonso de Carrión, pidió que la pila de agua  que estaba  en el medio de la plazuela se colocase a un lado de ella, porque  constituía un estorbo. Expreso: “ La plazuela que de mi voluntad y de mi sitio y solar he dejado para el ornato de la iglesia y mis casas en medio de ella”.

Sección de plano de Lima del año 1928, donde se ubica la iglesia de San Marcelo  y su plazuela (Numero 91)


No hay comentarios:

Publicar un comentario